Dios es uno

Que Dios es uno se prueba de tres maneras:

1. Si por lo que Sócrates es este hombre Sócrates fuera hombre, entonces no habría más hombre que Sócrates, pues como no puede haber muchos Sócrates no podría haber muchos hombres. Esto mismo se aplica a Dios, pues es su ser. Luego no es posible que haya varios dioses.

2. Si hubiera varios dioses en algo deberían diferir, algo tendría uno que no tuvieran los demás y ninguno sería perfecto. Pero Dios es perfecto, como se ha probado. Luego no hay varios dioses.

3. Hay unidad en el mundo y todo lo existente está ordenado; pero lo diverso no converge en un orden si no es ordenado por uno, pues lo múltiple es causa de unidad solo por accidente, es decir, cuando es uno de un cierto modo (secundum quid). Luego no hay varios dioses.

En contra de lo cual se aducen algunas razones, como:

1. En Cor., 8, 5: “muchos son los dioses y muchos los señores. Pero aquí se habla de los que tenían muchos dioses, como los planetas, las estrellas y otras partes del mundo.

2. El uno como número no se atribuye a Dios, pues Él no es cantidad; tampoco el uno idéntico al ser, pues indica privación. Lo primero es cierto, pues el uno numérico solo es atribuible a la materia. Lo segundo lo es en cuanto que conocemos a Dios por privación y negación, como al decir que es incorpóreo o infinito, no porque haya en Él privación alguna.

(Vid. Tomás de Aquino, Summa theologiae, q. 11, a. 3)

Share
Esta entrada fue publicada en Filosofía teórica, Metafísica, Teodicea. Guarda el enlace permanente.