Balmes. Filosofía fundamental

Jaime Balmes
Filosofía fundamental

Sobresale su crítica a la filosofía alemana, a la que acusa de haberse alejado de la religiosidad de Leibniz y de haber asumido el panteísmo de Spinoza, del que dirá que “no es más que un ateísmo disfrazado”. Reconoce el talento de Kant, pero sin dejar de señalar que “serán pocos los que tengan la necesaria paciencia para engolfarse en aquellas obras difusas, oscuras, llenas de repeticiones, donde, si chispea a las veces un gran talento, se nota el prurito de envolver las doctrinas en un lenguaje misterioso”. Critica también a Fichte, a Schelling y el krausismo, pero sus reproches los dirige especialmente y en primer lugar a Hegel. Conozco pocos textos españoles de su tiempo y posteriores, que hayan sabido desenmascarar tan lúcida y soberanamente no sólo las falacias, la oscuridad, la terminología rebuscada y la soberbia de la filosofía hegeliana, sino también sus aspectos ridículos, empezando por su grotesca pretensión de estar en posesión del “saber absoluto”: “Él lo ha descubierto todo; después de él nada queda por descubrir; la Humanidad no debe hacer más que desarrollar las teorías del sublime filósofo y aplicarla a todas las ramas del conocimiento”. Hoy poco leída, la obra de Balmes tuvo en su tiempo, y tras su muerte, una gran repercusión no sólo en España mismo sino también fuera de nuestras fronteras, lo que explica que fuera traducida a los principales idiomas europeos, también al alemán. (H. Saña) No obstante, hoy conserva todo su interés para todos aquellos que quieran conocer los vericuetos de la filosofía dejándose guiar de alguien que los concibió y expresó en español con llaneza, mas sin excluir la complejidad de la materia.


Jaime Balmes
Filosofía fundamental. I

El título de Filosofía fundamental, no significa una pretensión vanidosa, sino el objeto de que se trata. No me lisonjeo en fundar  de filosofía, pero me propongo examinar sus cuestiones fundamentales; por esto llamo á la obra: Filosofía fundamental. Me ha impulsado á publicarla el deseo de contribuir á que los estudios filosóficos adquieran en España mayor amplitud de la que tienen en la actualidad; y de prevenir, en cuanto alcancen mis débiles fuerzas, un grave peligro que nos amenaza: el de introducirsenos una filosofía plagada de errores trascendentales. A pesar de la turbación de los tiempos, se nota en España un desarrollo intelectual que dentro de algunos años se hará sentir con mucha fuerza; y es preciso guardarnos de que los errores que se han extendido por moda, se arraiguen por principios. Tamaña calamidad solo puede precaverse con estudios sólidos y bien dirigidos: en nuestra época el mal no se contiene con la sola represión; es necesario ahogarle con la abundancia del bien.

Filosofía fundamental. I

Libro primero. De la certeza
Capítulo I. Importancia y utilidad de las cuestiones sobre la certeza
Capítulo II. Verdadero estado de la cuestion
Capítulo III. Dos certezas: la del género humano y la filosofía
Capítulo IV. Si existe la ciencia trascendental en el órden intelectual absoluto
Capítulo V. No existe la ciencia trascendental; en el orden intelectual humano no puede dimanar de los sentidos
Capítulo VI. Continúa la discusion sobre la ciencia trascendental. Insuficiencia de las verdades reales
Capítulo VII. Esterilidad de la filosofía del yo para producir la ciencia trascendental
Capítulo VIII. La identidad universal
Capítulo IX. Continúa el exámen del sistema de la identidad universal
Capítulo X. El problema de la representacion. Mónadas de leibnitz
Capítulo XI. Exámen del problema de la representacion
Capítulo XII. Inteligibilidad inmediata
Capítulo XIII. Representacion de causalidad y de idealidad
Capítulo XIV. Imposibilidad de hallar el primer principio en el órden ideal
Capítulo XV. La condicion indispensable de todo conocimiento humano
Capítulo XVI. Confusion de ideas en las disputas sobre el principio fundamental
Capítulo XVII. La existencia y el pensamiento. Principio de descartes
Capítulo XVIII. Mas sobre el principio de descartes. Su método
Capítulo XIX. Lo que vale el principio: yo pienso. Su análisis
Capítulo XX. Verdadero sentido del principio de contradiccion. Opinion de kant
Capítulo XXI. Si el principio de contradiccion merece el título de fundamental; y en qué sentido
Capítulo XXII. El principio de la evidencia
Capítulo XXIII. Criterio de la conciencia
Capítulo XXIV. Criterio de la evidencia
Capítulo XXV. Valor objetivo de las ideas
Capítulo XXVI. Si todos los conocimientos se reducen á la percepcion de la identidad
Capítulo XXVII. Continuacion
Capítulo XXVIII. Continuacion
Capítulo XXIX. Si hay verdaderos juicios sintéticos à priori, en el sentido de Kant
Capítulo XXX. Criterio de Vico
Capítulo XXXI. Continuacion
Capítulo XXXII. Criterio del sentido comun
Capítulo XXXIII. Error de La-Mennais sobre el consentimiento comun
Capítulo XXXIV. Resumen y conclusión
Libro segundo. De las sensaciones
Capítulo I. La sensación en sí misma
Capítulo II. La materia no puede sentir
Capítulo III. El sueño y la vigilia
Capítulo IV. Relacion de las sensaciones con un mundo externo
Capítulo V.Una hipótesis idealista
Capítulo VI. Si la causa externa é inmediata de las sensaciones es una causa libre
Capítulo VII. Análisis de la objetividad de las sensaciones
Capítulo VIII. Sensacion de la Extension
Capítulo IX. Objetividad de la sensacion de extension
Capítulo X. Valor del tacto para objetivar las sensaciones
Capítulo XI. Inferioridad del tacto comparado con otros sentidos
Capítulo XII. Si la sola vista podria darnos idea de una superficie
Capítulo XIII. El ciego de Cheselden
Capítulo XIV. Se examina si la vista puede darnos idea del volúmen
Capítulo XV. La vista y el movimiento
Capítulo XVI. Posibilidad de otros sentidos
Capítulo XVII. Existencia de nuevos sentidos
Capítulo XVIII, solucion definitiva de la dificultad de La-Mennais
Libro tercero. La extensión y el espacio
Capítulo I. La extension inseparable de la idea de cuerpo
Capítulo II. Imperceptibilidad de la extension como objeto directo é inmediato de las sensaciones
Capítulo III. Fecundidad científica de la idea de extension
Capítulo IV. Realidad de la extension
Capítulo V. La exactitud geométrica realizada en la naturaleza
Capítulo VI. Aclaraciones sobre la extension
Capítulo VII. Espacio-nada
Capítulo VIII. Opinion de Descartes y de Leibnitz, sobre el espacio
Capítulo IX. Opinion de los que atribuyen al espacio una naturaleza distinta de los cuerpos
Capítulo X. Opinion de los que creen que el espacio es la inmensidad de Dios
Capítulo XI. Opinion de Fenelon
Capítulo XII. Se explica en qué consiste el espacio
Capítulo XIII. Nuevas dificultades
Capítulo XIV. Otra consecuencia importantísima
Capítulo XV. Ilusion de los puntos fijos en el espacio
Capítulo XVI. Observaciones sobre la opinion de Kant
Capítulo XVII. Inutilidad de la doctrina de Kant, para resolver el problema de la posibilidad de la experiencia
Capítulo XVIII. El problema de la experiencia sensible
Capítulo XIX. Consideraciones sobre la extension, abstraida de los fenómenos
Capítulo XX. Si hay magnitudes absolutas
Capítulo XXI. Inteligibilidad pura del mundo extenso
Capítulo XXII. La divisibilidad infinita
Capítulo XXIII. Los puntos inextensos
Capítulo XXIV. Una conjetura sobre la nocion trascendental de la extension
Capítulo XXV. Armonía del órden real, fenomenal, é ideal
Capítulo XXVI. Carácter de las relaciones del órden real con el fenomenal
Capítulo XXVII. Si todo ha de estar en algun lugar
Capítulo XXVIII. Contingencia de las relaciones corpóreas
Capítulo XXIX. Solucion de dos dificultades
Capítulo XXX. La sensibilidad pasiva
Capítulo XXXI. Posibilidad de una mayor esfera en la sensibilidad activa
Capítulo XXXII. Posibilidad de la penetracion de los cuerpos
Capítulo XXXIII. Un triunfo de la religion en el terreno de la filosofía
Capítulo XXXIV. Conclusión y resumen
Libro cuarto. De las ideas
Capítulo I. Ojeada sobre el sensualismo
Capítulo II. La estatua de Condillac
Capítulo III. Diferencia entre las ideas geométricas y las representaciones sensibles que las acompañan
Capítulo V. Cotejo de las ideas geométricas con las no geométricas
Capítulo VI. En qué consiste la idea geométrica; y cuáles son sus relaciones con la intuicion sensible
Capítulo VII. El entendimiento agente de los aristotélicos
Capítulo VIII. Kant y los aristotélicos
Capítulo IX. Ojeada histórica sobre el valor de las ideas puras
Capítulo X. La intuicion sensible
Capítulo XI. Dos conocimientos: intuitivo y discursivo
Capítulo XII. El sensualismo de Kant
Capítulo XIII. Existencia de la intuicion intelectual pura
Capítulo XIV. Valor de los conceptos intelectuales, prescindiendo de la intuicion intelectual
Capítulo XV. Aclaraciones sobre el valor de los conceptos generales
Capítulo XVI. Valor de los principios, independientemente de la intuicion sensible
Capítulo XVII. Relaciones de la intuicion con el grado del ser perceptivo
Capítulo XVIII. Aspiraciones del alma humana
Capítulo XIX. Elementos y variedad de caractéres de la representacion sensible
Capítulo XX. Si hay representaciones intermedias entre la intuicion sensible y el acto intelectual
Capítulo XXI. Ideas indeterminadas y determinadas
Capítulo XXII. Límites de nuestra intuicion
Capítulo XXIII. Necesidad entrañada por las ideas
Capítulo XXIV. Existencia de la razon universal
Capítulo XXV. En qué consiste la razon universal
Capítulo XXVI. Aclaraciones sobre el fundamento real de la posibilidad pura
Capítulo XXVII. Explicacion de los fenómenos intelectuales individuales, por la razon universal subsistente
Capítulo XXVIII. Observaciones sobre la relacion de las palabras con las ideas
Capítulo XXIX. Orígen y carácter de la relacion entre el lenguaje y las ideas
Capítulo XXX. Ideas innatas

Libro impreso: US UK DE FR ES IT JP


Filosofía fundamental. II

Libro quinto. Del ente
Capítulo I. Hay en nuestro entendimiento la idea del ente
Capítulo II. Simplicidad é indeterminacion de la idea de ente
Capítulo III. El ser substantivo y el copulativo
Capítulo IV. El ente, objeto del entendimiento, no es él posible, en cuanto posible
Capítulo V. Solución de una dificultad
Capítulo VI. Cómo se entiende que la idea del ente sea la forma del entendimiento
Capítulo VII. Toda ciencia se funda en el postulado de la existencia
Capítulo VIII. El fundamento de la posibilidad pura, y la condicion de la existencia
Capítulo IX. Idea de la negacion
Capítulo X. Identidad, distincion; unidad, multiplicidad
Capítulo XI. Orígen de la idea del ente
Capítulo XII. Distincion entre la esencia y la existencia
Capítulo XIII. Opinion de kant sobre la realidad y la negacion
Capítulo XIV. Resúmen y consecuencias de la doctrina del ente
Libro sexto. Unidad y número
Capítulo I. Consideraciones preliminares sobre la idea de unidad
Capítulo II. Qué es la unidad
Capítulo III. Unidad y simplicidad
Capítulo IV. Orígen de la tendencia de nuestro espíritu hácia la unidad
Capítulo V. Generacion de la idea del número
Capítulo VI. Vinculacion de las ideas de los números con los signos
Capítulo VII. Análisis de la idea del número, en sí y en sus relaciones con los signos
Libro séptimo. El tiempo
Capítulo I. Importancia y dificultad de la materia
Capítulo II. Si el tiempo es la medida del movimiento
Capítulo III. Semejanzas y diferencias entre el tiempo y el espacio
Capítulo IV. Definicion del tiempo
Capítulo V. El tiempo no es nada absoluto
Capítulo VI. Dificultades sobre la explicacion de la velocidad
Capítulo VIII. Qué es la coexistencia
Capítulo IX. Presente, pasado y futuro
Capítulo X. Aplicacion de la doctrina anterior á varias cuestiones importantes
Capítulo XI. El análisis de la idea del tiempo, confirma la semejanza de esta con la del espacio
Capítulo XII. Relaciones de la idea del tiempo con la experiencia
Capítulo XIII. Opinion de kant
Capítulo XIV. Explicacion fundamental de la posibilidad objetiva, y de la necesidad de la idea del tiempo
Capítulo XV. Corolarios importantes
Capítulo XVI. El tiempo ideal puro y el empírico
Capítulo XVII. Relaciones entre la idea del tiempo y el principio de contradiccion
Capítulo XVIII. Resumen
Capítulo XIX. Ojeada sobre las ideas de espacio, número y tiempo
Libro octavo. Lo infinito
Capítulo I. Ojeada sobre el estado actual de la filosofía
Capítulo II. Importancia y anomalía de las cuestiones sobre la idea de lo infinito
Capítulo III. Si tenemos idea de lo infinito
Capítulo IV. El límite
Capítulo V. Consideraciones sobre la aplicacion de la idea de lo infinito á la cantidad continua, y á la discreta en cuanto se expresa en series
Capítulo VI. Orígen de la vaguedad y aparentes contradicciones en la aplicacion de la idea de lo infinito
Capítulo VII. Explicacion fundamental de la idea abstracta de lo infinito
Capítulo VIII. Se comprueba con aplicaciones á la extension, la definicion de la infinidad
Capítulo IX. Concepto de un número infinito
Capítulo X. Concepto de la extension infinita
Capítulo XI. Sobre la posibilidad de la extension infinita
Capítulo XII. Solucion de varias dificultades contra la posibilidad de una extension infinita
Capítulo XIII. Si existe la extension infinita
Capítulo XIV. Sobre la posibilidad de un número infinito actual
Capítulo XV. Idea del ser absolutamente infinito
Capítulo XVI. Se afirma de dios toda la realidad, contenida en los conceptos indeterminados
Capítulo XVII. Como se afirma de dios todo lo no contradictorio contenido en las ideas intuitivas
Capítulo XVIII. La inteligencia y el ser absolutamente infinito
Capítulo XIX. Resúmen
Libro noveno. La substancia
Capítulo I. Nombre é idea general de la substancia
Capítulo II. Aplicacion de la idea de substancia á los objetos corpóreos
Capítulo III. Definicion de la substancia corpórea
Capítulo IV. Relaciones de la substancia corpórea con sus accidentes
Capítulo V. Consideraciones sobre la substancia corpórea en sí misma
Capítulo VI. Substancialidad del yo humano
Capítulo VII. Relaciones de la proposicion yo pienso, con la substancialidad del yo
Capítulo VIII. Consideraciones sobre la intuicion que el alma tiene, ó puede tener, de sí misma
Capítulo IX. Exámen de la opinion de kant sobre los argumentos con que se prueba la substancialidad del alma
Capítulo X. Exámen de la opinion de kant sobre el argumento que él llama el paralogismo de la personalidad
Capítulo XI. Simplicidad del alma
Capítulo XII. Exámen de la opinion de Kant sobre el argumento con que se prueba la simplicidad del alma
Capítulo XIII. Como la idea de substancia es aplicable á dios
Capítulo XIV. Una aclaracion importante; y un resúmen
Capítulo XV. El panteismo examinado en el órden de las ideas
Capítulo XVI. El panteismo examinado en el órden de los hechos externos
Capítulo XVII. El panteismo examinado en el órden de los hechos internos
Capítulo XVIII. Sistema panteista de Fichte
Capítulo XIX. Relaciones del sistema de Fichte con las doctrinas de Kant
Capítulo XX. Contradiccion del panteismo con los hechos primordiales del espíritu humano
Capítulo XXI. Rápida ojeada sobre los principales argumentos de los panteistas
Libro décimo. Necesidad y causalidad
Capítulo I. Necesidad
Capítulo II. Lo incondicional
Capítulo III. Inmutabilidad del ser necesario é incondicional
Capítulo IV. Ideas de causa y efecto
Capítulo V. Orígen de la nocion de causalidad
Capítulo VI. Se formula y demuestra el principio de causalidad
Capítulo VII. El principio de la precedencia
Capítulo VIII. La causalidad en sí misma. Insuficiencia y error de algunas explicaciones
Capítulo IX. Condiciones necesarias y suficientes para la verdadera causalidad absoluta
Capítulo X. Causalidad secundaria
Capítulo XI. Explicacion fundamental del orígen de la oscuridad de las ideas en lo tocante á la causalidad
Capítulo XII. Causalidad de puro imperio de la voluntad
Capítulo XIII. La actividad
Capítulo XIV. Se examina si es posible la actividad corpórea
Capítulo XV. Conjeturas sobre la existencia de la actividad corpórea
Capítulo XVI. Causalidad interna
Capítulo XVII. Aclaraciones sobre la espontaneidad
Capítulo XVIII. Causalidad final. Moralidad
Capítulo XIX. Exámen de algunas explicaciones de la moralidad
Capítulo XX. Explicacion fundamental del órden moral
Capítulo XXI. Ojeada sobre la obra.

Libro impreso: US UK DE FR ES IT JP


Share