Bernal Díaz del Castillo

Bernal Diaz del Castillo
Historia verdadera de la conquista de la Nueva España

Historia verdadera de la conquista de la Nueva EspañaEN este Tomo segundo es donde propiamente comienza la Conquista de la Nueva España. Este suceso es uno de aquellos que se distinguen en la serie de los acontecimientos humanos con tal elevación, que pocos se le pueden igualar. Como es privativa de los Españoles toda la gloria de él, a ellos más que a otra nación deben interesar las relaciones de los mismos Conquistadores. Aunque ya había yo leído en otras Historias los hechos de los Españoles en esta Conquista, recibí tanto placer en la de Bernal Díaz del Castillo, que una casualidad puso en mis manos, que me pareció leer una cosa diversa de todo lo que había leído hasta entonces en la materia. El gusto y satisfacción singular que tuve en la relación de un testigo de vista se desahogó resolviendo su publicación, para hacer participantes al público de tan sabrosa leyenda, y de los sentimientos agradables que excita en todo buen Español. El público ha visto ya el primer tomo, y habrá experimentado lo que digo: por otra parte de nadie pueden adquirirse ideas más ciertas y originales, que de quien escribe lo que vio, sufrió, y pasó por él. Este ha sido el motivo de añadir algunas notas sacadas de las relaciones de Cortés. Los peligros, las batallas, las catástrofes, las situaciones extremadas en que se halló un corto número de aventureros, y la varia fortuna que los agitó, hacen una impresión particular, oyendo a los mismos actores de estas extraordinarias escenas. El estado y poder del Imperio Mexicano, y el de otras naciones al tiempo de la Conquista, y cuando los Españoles las vieron la vez primera, y sus progresos en las artes, no pueden tener mejor testimonio que el de los que lo reconocieron en esta época. La haz de aquel Imperio se mudó en tres años, dejando un monumento eterno del valor y desesperación con que se defendió, y de la gloria de sus Conquistadores. El que se detenga en hacer un cotejo de la Historia de Castillo, escrita cuando ya era viejo, con las relaciones de Cortés hechas por él en el discurso de sus empresas, verá cuan pocas Historias, así antiguas como modernas, pueden competir con esta en las pruebas de su verdad. También habrá visto el Lector en el primer torno cuan pocos Historiadores pueden ser preferidos a Castillo en dar interés a la narración, y en tenerle entretenido y suspenso. Su lenguaje castellano, en medio de su estilo vulgar, ofrece muchos primores olvidados ya, y que deberíamos restituirle: hay periodos que no se pueden decir mejor, ni con más elegancia.

Por último prevengo a los Lectores, que si el primer tomo ha salido a luz sin las Notas de Hernán Cortés, es porque los hechos de él pertenecen en la mayor parte a la carta primera de este Conquistador, que no ha llegado a manos del Editor, ni de otros indagadores más solícitos. (El editor)

Formato Kindle

US UK DE FR ES IT NL JP BR CA MX AU IN

Enlace libro impreso


 

Share