Blasco Ibáñez. Arroz y tartana

Blasco Ibáñez, V.,
Arroz y tartana

Arroz_y_tartana_Cover_for_KindleEn Valencia, hacia el comienzo del siglo XX, vive doña Manuela de Fora, una hermosa dama entrada ya en la madurez que pretende casar a sus hijas, Blanca Jara y Amparo, con hombres de bien y adinerados. Las dos hijas lo son de su segundo matrimonio, en tanto que un hijo varón que también tiene, lo es del primero, habido con un comerciante al que no amaba. Este hijo, de nombre Juanito, es despreciado por la madre por querer dedicarse al comercio, como había hecho el padre y está enamorado de una humilde costurera. Sobre un fondo de fiestas religiosas y populares, sobre la vida y costumbres de la Valencia de finales del siglo XIX, teje Blasco Ibáñez una trama que en realidad utiliza para poner frente a frente el comercio tradicional y la nueva economía financiera. El triunfo de la segunda se ve inevitable: las gentes aprenden a ganar dinero con una rapidez inusitada y a gastarlo con más rapidez todavía, el ansia de figurar en sociedad, de pasear en automóvil, de vestirse a la francesa, de vivir en suma por encima de lo que se es y se tiene, domina la realidad. “Es la maldida ambición que hoy todo lo invade -dice uno de los personajes de la novela- En mis tiempos, antes de gastar un ochavo le dábamos cien vueltas, pero nos contentábamos con lo nuestro y vivíamos felices. Ahora todo el mundo no piensa en otra cosa que en el modo de quitar legalmente la bolsa al vecino. La ambición los devora; a los cuarenta años son más viejos que yo; viven pendientes de un hilo con el afán de acaparar dinero; y todo para derrocharlo, para satisfacer esa locura de engrandecimiento que a todos domina.”

Enlace a libro impreso


Share