Gabriel Miró. La novela de mi amigo

Gabriel Miró Ferrer (1879 – 1930) cultiva la prosa impresionista. No hace uso de los sonidos para lo que quiere sugerir, como sus iguales de Francia, sino de las estampas pictóricas. Se solaza en los paisajes, abunda en epítetos, utiliza palabras llenas de color local. Su realismo se evapora en un idealismo de campos, veredas, montes, sol y luna. Pertenece a una escuela, si es que él mismo no es su propia escuela, que gusta de adornar sus argumentos con ribetes de misterio, sin importar lo que pierda de descripción de lo real. Su prosa es delicada, a veces rebuscada, y siempre exquisita, demasiado exquisita. No pronuncia frases. Las cincela. Las inunda de musicalidad. Lo suyo es lírica en prosa que busca dirigirse al alma del lector desde el alma propia.


Gabriel Miró
La novela de mi amigo
La novela de mi amigo
Publicada en 1908, cuando corrían vientos realistas que limitaban notablemente los límites de la ficción, “La novela de mi amigo” va mucho más allá, pues en ella apenas hay acción, casi solo vida interior plasmada en personajes, verdaderos trasuntos del autor, a los que casi no sucede nada; está narrada en lenguaje lento, sin dinamismo, domina la expresión sobre el asunto de que se trata, etc. No sin cierta razón fue blanco de la crítica del momento, que prefería otros derroteros.
Ahora juzgamos la novela de otro modo. Incluso nos parece elogiosa la crítica que recibió de sus contemporáneos.
Versión Kindle según países:
US UK DE FR ES IT NL JP BR CA MX AU IN
Enlace a libro impreso


 

Share