Miguel Sánchez. La guarda cuidadosa

Sánchez, Miguel
La guarda cuidadosa

Miguel Sánchez, llamado “El divino” por sus contemporáneos “floreció por la misma época en que se daba a conocer el “Fénix de los ingenios”, esto es, hacia 1588. Sólo se sabe de él que fue vecino de Valladolid, presbítero y secretario del obispo de Cuenca, que gozó fama de poeta lírico y cómico, y que debió morir en Plasencia. Cervantes, Lope de Vega y Agustín de Rojas lo elogian bastante…, y la crítica sólo puede hoy juzgarle por “La Guarda cuidadosa”, que es la única comedia que de él se conserva. Dice D. Alberto Lista: «Si he de juzgar por ella (“La guarda cuidadosa”) de las demás comedias suyas, es imperdonable el descuido de los impresores de su tiempo. El lenguaje tiene sencillez, corrección, pureza y cierta urbanidad, que se acerca a la de Calderón. La versificación, poco armoniosa en lo general, es magnífica y llena de imágenes cuando el poeta quiere. La intención es siempre dramática, y pasa de una situación a otra sin dejar nunca de interesar. Las situaciones agradables, deducidas siempre de los antecedentes, con tal arte que no parece que me engaño al decir que esta comedia de intriga es como un tránsito del drama novelero de Lope de Vega al de Calderón. Se respira además en toda ella una atmósfera campestre, que hace más vivas y animadas las escenas de amor y celos que se describen ». Aunque algo de exageración hay en lo del tránsito de Lope a Calderón, la verdad es que “La Guarda cuidadosa) tiene verdadero mérito y supone en el autor talento y dotes dramáticas, sobre todo, si se tiene en cuenta el tiempo en que fue escrita.

Libro impreso

Versión Kindle: US UK DE FR ES IT NL JP BR CA MX AU IN


Share