Pedro Antonio de Alarcón. Viajes por España

Alarcón, Pedro Antonio de
Viajes por España

Viajes_por_Espaa_Cover_for_KindlePedro Antonio de Alarcón, nacido en Guadix el año 1833 y fallecido en Madrid el 1891, dedicó su vida a la política y la escritura. Fue diputado de la nación española, alistándose en la guerra de Marruecos, que narró en una obra de gran valor por su descripción de la vida militar. Muchas obras suyas son de carácter religioso. Entre ellas destaca “El escándalo”, una defensa de la orden de los jesuitas que en su tiempo levantó una densa polvareda. Son notables además sus relatos sobre la vida del campo español, como “El sombrero de tres picos”.

Entre los contemporáneos de Pedro Antonio de Alarcón gozaban de gran popularidad los libros de viajes. El pintoresquismo a que tanto interés prestó el romanticismo, el auge del ferrocarril, la oportunidad que tales libros brindaban a las editoriales, la posibilidad de relatar experiencias personales, la creciente avidez de las clases medias por conocer en libros lo que no podían ver en la realidad, la propaganda ideológica a favor de la necesidad de conocer España, etc., están en el origen de esta clase de relatos. La novela realista, que fácilmente se podía emparentar con la narración de los viajes, había alcanzado además su madurez. No en vano dijo Emilia Pardo Bazán de Alarcón que había sufrido la misma evolución como novelista y como viajero. Esta penetrante apreciación lleva a descubrir las huellas del gran viajero que fue nuestro escritor en sus novelas. En “El final de Norma” se encuentra la descripción de la llegada a Sevilla por el río. Los viajes de Guadix a Granada, de Granada a Málaga, de Madrid a Bayona, se hallan en “Lo que se ve por un anteojo”, “La belleza ideal”y “El abrazo de Vergara”. Varios pasajes de “El niño de la bola”, “El sombrero de tres picos” y “La pródiga” proceden de la elaboración memorística de las veces que viajó de Guadix a Granada. El recuerdo de su viaje al Monasterio Yuste inspiró sus “Dos retratos”.

Contenido:

Dedicatoria Al Señor D. Mariano Vázquez
Una visita al Monasterio de Yuste
Dos días en Salamanca
I. Discurso preliminar
II. De Madrid a Medina del Campo
III. En Medina del Campo
IV. De Medina del Campo a Salamanca
V. Entrada en la ciudad. La Calle de Zamora
VI. La Plaza Mayor. El Corrillo de la Hierba
VII .La Casa de las Conchas. Iglesia y Colegio de la Compañía de Jesús. Más iglesias y palacios.
VIII. La Plaza de las Verduras. La frontera de Portugal. El Rey de los Tíos. Un traje de charra. La calle d la Rúa. La Universidad.
IX. Las dos catedrales. El Convento de Santo Domingo. El Tormes. La Arcadia salmantina. Una visita a la Antigua Española.
X. Barrios arruinados. El Colegio del Arzobispo. Los estudiantes irlandeses. El Palacio de Monterey. La Casa de las muertes. El Convento de las Agustinas. Un cuadro de Rivera.
XI. Último paseo. La Casa de la Salina. Doña María la Brava. La Torre del Clavero. Recapitulación.
La granadina
Capítulo I. La granadina como andaluza
Capítulo II. Moros y cristianos
Capítulo III. Triunfan los cristianos
Capítulo IV. La granadina en el hogar doméstico
Capítulo V. Galería de granadinas
Capítulo VI. La emparedada
Capítulo VII. Conclusión y resumen
De Madrid a Santander
Mi primer viaje a Toledo
El eclipse de sol de 1860
Cuadro general de mis viajes por España
I. Explicación previa
II. Índice cronológico

Enlace a libro impreso


Share