Ruiz de Alarcón. La industria y la suerte

Ruiz de Alarcón, P.
La industria y la suerte

La_industria_y_la_su_Cover_for_KindleDos galanes rivalizan por el amor de la misma dama; uno quiere domar su suerte y no perjudicar a nadie, otro “a sabiendas y adrede, para que de allí suceda cosa que para otro sea acaso y para él de propósito”. El primero cerrará la obra tras haber alcanzado sus propósitos, diciendo: “la industria ha puesto el Poeta,/la suerte está en vuestras manos”.
Los personajes de La industria y la suerte no dejan sus acciones al dictado de la Fortuna, sino a su propia industria. Pretenden tejer su propio destino con las hiladas de sus obras. Pero obras e industria resultan vanas, porque al final resulta ser la suerte la vencedora que da a cada uno la porción que le corresponde. La Fortuna pone a todos a prueba, con especial empeño a quienes pretenden con su hacer conducir la suerte de los demás.

Enlace a libro impreso


Share