Archivo de la categoría: Educación

La educación

En España ha sobrevenido una catástrofe educativa desde hace unos veinte años, a contar desde la implantación de la primera ley del PSOE, la malhadada LOGSE, a la que siguieron otras no menos funestas. Dicho sea de paso: las leyes educativas vigentes durante todo ese tiempo son todas socialistas, sin excepción. Los populares han tenido pocas ocasiones, por no decir nulas, de elaborar y aplicar leyes de educación. Y cuando lo han intentado han sido poco ambiciosos.
Los profesores que en su momento defendían el constructivismo logsiano y que ahora asisten a la hecatombe que se está siguiendo de su aplicación se defienden diciendo que la intención –la idea- era buena, pero que la aplicación de la misma a la realidad ha sido poco adecuada. Pero eso es lo mismo que no querer salir de su error. Si la idea era buena y las consecuencias malas ¿por qué siguen ahondando en ella? La única conclusión lícita es que esto es lo que buscaban, pues de lo contrario rectificarían.
Sigue leyendo

Share
Publicado en Filosofías de (genitivas), Educación | Comentarios desactivados en La educación

La educación de los hijos

 

Sigue leyendo

Share
Publicado en Filosofías de (genitivas), Educación | Comentarios desactivados en La educación de los hijos

Profesores

Si se lee filosofía política de San Agustín se encuentra uno con la siguiente tesis: que el Estado no debe obligar a nadie a ser bueno y a nadie debe impedir que sea malo, excepto cuando se vea alterada la paz social. Ser un mentiroso o un borracho es algo que debe quedar al libre arbitrio de cada cual. La ley solo debe intervenir si el que se embriaga interrumpe el descanso de los vecinos o si el que miente trata de vender una propiedad que no es suya.
El Estado moderno ha sabido hallar un medio para proteger esta libertad en el funcionario libre e inamovible, un individuo obligado a atenerse a ordenamientos administrativos rigurosos y que solo puede ocupar su puesto si previamente ha demostrado poseer una cualificación específica para él. Un juez, un policía o un profesor dependen solo de su deber y están obligados a no obedecer a un jefe y a no seguir una ideología política.
Sigue leyendo

Share
Publicado en Filosofías de (genitivas), Educación | Comentarios desactivados en Profesores

Educación de los mejores

Lo peculiar de nuestro tiempo es la interacción entre los gustos de la masa y una gran eficiencia lograda por las técnicas para satisfacerlos. El gentío es el amo. Quiere esto, lo otro, lo de más allá… viajes, alimentos bien sabrosos, ropa de marca, vacaciones, sexo, alcohol… Quiere todo, aunque en el fondo quiere todo eso porque no sabe querer. Un filón para el mercado en todo caso. Para la producción de cosas, la cual, ayudada por la tecnología del presente es capaz de producir mucho más de lo que el gentío pide.
Ocurre, sin embargo, que las técnicas, dotadas del máximo prestigio a los ojos del gentío carecen en cuanto tales de principios morales o estéticos. ¿Cómo no? A un físico se le puede encomendar el diseño de una central nuclear, a un genetista el de un clon humano. Saben hacerlo. Otra cosa es que deban hacerlo. Eso no pertenece a su especialidad. No es que estos personajes sean inmorales, no. Es que los principios que podrían regir la vida de las masas no son tales principios. Son valores, como los de la bolsa. Suben y bajan de cotización. Es decir, son convencionales y pueden ser más amados por unos que por otros. Incluso pueden ser seguidos un día sí y otro no. En estas condiciones la educación moral se sustituye por el condicionamiento… para seguir comprando. Lástima que la crisis amenace este sistema tan bien ensamblado mientras había dinero en abundancia, dinero que incrementaba la oferta y aumentaba la demanda en una espiral que parecía no tener fin.
Sigue leyendo

Share
Publicado en Filosofías de (genitivas), Educación | Comentarios desactivados en Educación de los mejores

La cultura contra Esperanza Aguirre

 Se llaman a sí mismos profesionales de la cultura y firman un manifiesto en defensa de los profesores y en contra de Esperanza Aguirre. A los profesores habría que decirles que con estos amigos no necesitan enemigos y a Esperanza Aguirre que corrija sus errores y no ceje en su empeño contra estos señores de la ceja, no contra las buenas tareas que puede desempeñar un profesorado digno.
Son especialistas en sembrar sombras. Solo que sus sombras son muy poco densas y hasta un cegato intelectual es capaz de ver a través de ellas. El “periódico independiente de la mañana” dice que es un manifiesto de intelectuales. Ellos sin embargo no se llaman así, sino “profesionales de la cultura”. La tarea de examinar otra vez ambas denominaciones es ya monótona, pero no hay más remedio que hacerlo de nuevo.
Sigue leyendo

Share
Publicado en Filosofías de (genitivas), Educación | Comentarios desactivados en La cultura contra Esperanza Aguirre